Del 31 de mayo al 16 de junio de 2024 / Parque de El Retiro
Hoy lunes 3 de junio la Feria abrirá al público a partir de las 18:00 por aviso de alerta naranja.

La Feria del Libro de Madrid celebra con los editores el Día de la Bibliodiversidad

Casi doscientos veinte mil visitantes han paseado ya entre casetas, superado el ecuador de la Feria del Libro de Madrid. Entre los hitos de esta nueva semana que acaba de arrancar, destaca la celebración del Día Internacional de la Bibliodiversidad (21 de septiembre), que, para los pequeños editores, es el corazón de la Feria. Siguen los coloquios sobre novedades, la feria en femenino y la feria de Ciencia. También presentaciones como la de La Noche de los Libros en el Pabellón de la Comunidad de Madrid.

Las novedades editoriales protagonizan los primeros compases de la jornada, a las 12:30 h, en el Pabellón CaixaBank de Actividades Culturales, donde tendrá lugar la presentación de las colecciones ¿Qué sabemos de? y Divulgación. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la editorial CSIC y la editorial Catarata, organizan esta charla que contará con la presencia de Carlos Pedrós, autor de Las plantas de Atacama. El desierto cálido más árido del mundo; Carlos Sabín, autor de Verdades y mentiras de la física cuántica; y José Luis Trejo, autor de Cerebro y ejercicio. Presentará el acto Carmen Guerrero, secretaria de ambas colecciones.

Otra charla que tendrá también lugar en el Pabellón CaixaBank de Actividades Culturales, a las 18:00 h, será la de Todas las mujeres que son una madre, entre Katixa Agirre y Silvia Hidalgo, moderada por Silvia Nanclares, con el punto de partida de que “hemos reivindicado mucho la importancia de escribir la maternidad y, de un tiempo a esta parte, han surgido muchos libros sobre ello. ¿Podemos afirmar hoy en día que una elige cómo vivir la maternidad, o es esto sólo discurso? Quizá narrar la maternidad ya no es una asignatura pendiente. Sin embargo, ¿están en esos relatos existentes todas las que son? ¿Cuántas maternidades nos quedan por narrar? ¿Quedarán algunas autoras relegadas a la categoría de escritoras acerca de la maternidad? Tanto en Las madres no como en Yo, mentira, “las protagonistas son mujeres que no encajan dentro de lo que el sistema patriarcal espera de ellas y que hacen estallar el ecosistema que las rodea de un modo u otro, así que se hablará de mujeres monstruosas y de la ambivalencia como concepto clave”.

Asimismo, en el marco de la feria en femenino, Efeminista traerá la mesa redonda Del podcast al twitch: los retos del feminismo para inundar los nuevos formatos, a las 19:30 h, en el Pabellón CaixaBank de Actividades Culturales. Esta conversación abordará los retos del feminismo para inundar los nuevos canales de comunicación y analizar qué ventajas y dificultades ofrecen: “¿Serían el humor y el lenguaje informal métodos eficaces para transmitir conocimiento y hacer llegar las reflexiones feministas al total de la sociedad y, en concreto, a la población más joven? ¿A qué desafíos se enfrenta el feminismo en los formatos de éxito de hoy? ¿Cómo puede el feminismo inundar las nuevas narrativas y los nuevos formatos sin perder su espíritu crítico y político?” Para hablar sobre estas y otras cuestiones, se contará con Isabel Cadenas (Eso no se habla), Anastasia Bengoechea, Monstruo Espagueti, Carmen Urbita y Ana Garriga (Las Hijas de Felipe). La conversación estará moderada por la periodista Carmen Sigüenza, acompañada por Isabel Sánchez.

DÍA DE LA BIBLIODIVERSIDAD

La Feria se sumará a otra reivindicación, la del Día Internacional de la Bibliodiversidad (21 de septiembre), para el que la Comisión de Pequeños Editores (CPE) de la Asociación de Editores de Madrid (AEM) reivindica la contribución fundamental de la edición bibliodiversa a la riqueza cultural de la sociedad y piden un mayor apoyo a la edición, a la distribución y a la visibilidad de “los otros libros”.

“Solo en el último trimestre, nuestra revista Bibliodiversidad recoge más de 250 novedades, agrupadas en 33 temas, publicadas por 66 editoriales pequeñas independientes de nuestra asociación”, explica Paulo Cosín, director de ediciones Morata y coordinador de la CPE. Como explica Javier Jiménez (ediciones Fórcola), “la bibliodiversidad refleja la realidad de un montón de pequeñas editoriales que publicamos los otros libros, esos que no salen en las listas de los más vendidos, en las reseñas de los grandes periódicos o encabezando la sección de cultura de los informativos. Son las otras voces”. Se trata de una realidad que coexiste con los grandes grupos y amplía la oferta del mercado de autores y derechos. Se trata de una dimensión sociocultural que también ha querido resaltar la directora general del Libro y Fomento de la Lectura, María José Gálvez: “La bibliodiversidad implica la manifestación de la pluralidad y la riqueza editorial en su máxima expresión: de lenguas, de miradas, de voces, de enfoques, de géneros, de sensibilidades y criterios distintos de edición; y es importante potenciar esa miríada de criterios editoriales para huir del homo unius libri (un hombre de un solo libro)”. A su juicio, “promoviendo y profundizando en la bibliodiversidad, no solo se protege el carácter cultural del libro, su calidad, su originalidad, su poder de transformación individual y social, sino también a todos los agentes involucrados, sobre todo, el canal principal para llegar al lector que se utiliza: las librerías independientes”.

BIBLIODIVERSIDAD EN LA FERIA

La 80ª Feria del Libro de Madrid está siendo el gran escaparate de esta bibliodiversidad, dando visibilidad a más de 300.000 títulos de 1.000 sellos editoriales que abarcan la mayor amplia gama de temáticas y géneros jamás reunidos en un escaparate.

“Somos, posiblemente, la feria más rica en patrimonio cultural que hay en el mundo por el número de sellos representados, por el número de casetas de editores -pequeños, grandes y medianos- y por el número de autores y temáticas”, explica Javier Jiménez.

También para las librerías, la bibliodiversidad es un criterio esencial, tanto en la feria como en su día a día. Marina Sanmartín, de la librería Cervantes y Compañía, asegura que “una manera fundamental de que los libreros contribuyamos a la bibliodiversidad es que seamos prescriptores y recomendemos lo que a nosotros de verdad nos gusta, la bibliodiversidad que seamos capaces de mostrar en la feria como librerías depende de la selección que nosotros hagamos de los libros que queremos traer”.

Este año, el número total de casetas que se pueden visitar en la Feria del Libro de Madrid es de 320 expositores. De ellos, la mayoría se corresponden con editoriales (185), de las que 88 pertenecen a la Comisión de Pequeños Editores, además de grandes grupos (23), librerías (78), distribuidores (8) y organismos oficiales (26). La Comisión de Pequeños Editores (CPE), formada por más de 150 pequeñas editoriales que publican en más de 30 categorías, trabaja para dar visibilidad a la importancia cultural de la bibliodiversidad y que esta riqueza esté de manera prioritaria en toda la cadena del libro. La Comisión de Pequeños Editores de la AEM publicó su primer número de la revista Bibliodiversidad en 1999.

De todo ello seguirá hablando Paulo Cosín, editor de Morata y vicepresidente de la Asociación de Editores de Madrid en el Micro de la Feria.

Compartir esta noticia

Últimas noticias

Visitantes de la FLMadrid24

Domingo de despedida y cierre de la 83.ª Feria del Libro de Madrid

Rueda de prensa

Nueva York ‘iluminará’ la 84.ª Feria del Libro de Madrid

La Cervantina FLMadrid24

Emoción literaria y deportiva en la Feria del Libro de Madrid: encuentros, homenajes y debates en vísperas de la clausura